domingo, marzo 31

Me gusta: delineador de ojos

Esperando que el conejito les haya traido miles de huevitos de pascua -a mí me trajo un Toblerone- y que hayan tenido un fin de semana de descanso y de compartir en familia- sin resfrío como yo =( -les traigo el nuevo post!
Tenía dudas si poner esto en mis entradas de "yo lo usé" para recomendárselos, pero luego pensé que más que recomendarles un producto en particular (aunque sí lo haré jajaja), era compartir lo que pienso en general del delineador de ojos.
Desde que era una quinceañera, que comencé a probar productos cosméticos en mi piel. Nada muy sofisticado ni muy elaborado. Como era joven usaba máscara de pestañas y para los labios sólo brillos y labiales con poco color. Recuerdo que cuando tenía 17-18 recién me compré una sombra como máxima revelación de color en mi vida! El primer maquillaje como corresponde, me lo hice cuando salí de cuarto medio, pero de ahí en adelante el maquillaje se empezó a transformar en un gusto personal. 
En mis primeros años de universidad, probé varias cosas, colores, tonos, lápices de ojos (café, dorado, negro, cobrizos), y siempre delineaba la parte de abajo de mi ojo. Tengo los ojos muy grandes, me daba un poco de complejo eso y siempre lo hacía para achicarlos. 
Ahora al borde de mis 25 años, amo mis ojos y mis rasgos y he aprendido a maquillarme y también ahora con tanto ensayo-error, creo que tengo conocimiento de algunos productos que prefiero sobre otros, por su calidad, pigmentación, etc. Aunque también y creo que por lo mismo, pongo mucho más cuidado a lo que utilizo, me fijo en componentes y pruebo algunos maquillajes con la intención de ir mejorando en lo que utilizo. Pero ya con tonos y con preferencias sobre maquillaje.
Producto de todos los ensayos hechos antes, hace algún tiempo llegué por fin a un look que me convence todos los días! en el que no fallan mis sombras en tonos café sin delineado, o bien mis sombras en tonos neutros con delineado! Por lo que el delineador de ojitos se ha vuelto un must en mi cosmetiquero y sé que en el de muchas. 

He probado varios delineadores, desde los típicos de lápiz, otros que son tipo sombra y deben mojarse, hasta delineadores líquidos, en plumón y retráctiles. En mi larga búsqueda por el delineador perfecto, hoy estoy utilizando dos. El primero que les quiero mostrar es permanente en mi cosmetiquero, el segundo recién llegó, hace unos días que le di una oportunidad, porque al principio no me convenció. Bueno, se los dejo: 

El primero, es el Delineador para ojos de acabado profesional a prueba de agua de Ésika, que es un delineador líquido, con pincel ultrafino que permite dibujar una rayita desde muy muy delgada, hasta gruesa. Tiene super buena pigmentación y la fijación es óptima para todas las que andamos en la calle todo el día. No se corre, ni se sale, ni se derrite como los lápices kajal.




Ahí, abajo, les dejo una muestra de cómo dibuja. Debo serles honesta: este delineador cuesta manejarlo. Al principio me demoraba un montón, porque al ser tipo pincel, es un poco inestable, por lo que lo recomiendo para aquellas que tengan buen pulso, o mucha paciencia para practicar hasta que salga la línea derechita. Sin embargo una vez dominado, creo que les gustará tanto como a mí, porque permite dibujar rayas muy finitas.
Otra de las cosas que me gusta de este delineador es que el tubito de producto tiene arriba un escurridor, que va apretando el pincel cuando uno lo va sacando del tubito, por lo que no se desaprovecha nada de nada del producto.




El segundo delineador, si bien al principio no le encontraba mucho aporte para ser honesta, y pensé "pucha, para qué lo compré", hace un par de semanas, quise delinearme el ojo, pero de una forma más casual, que la raya no me quedara perfecta y oscura y descubrí que es una buena opción. Es el delineador Black Manía de Essence. Es mucho menos pigmentado y más acuoso que el de Ésika. Pero sirve para aquellas que no quieran andar con un delineado, cat eye o rayita en el ojo (el cleopatra, como le dice mi pololo), tan marcado.


Lo que me gusta de este delineador, es que su punta es como plumón. Incluso es igual de rígida. Pero no daña el párpado ni nada por el estílo.  Esta punta permite un delineado mucho más fácil y definido. Por lo mismo, es muy manejable y no requiere de un gran pulso ni nada, porque es sólo un plumón que lo pasamos por el párpado.



Como la punta es biselada, si ocupamos la punta más delgada, podemos hacer un delineado más delgado. Pero si ocupamos la parte "ancha", podemos hacer un delineado más grueso. Creo que hace más fácil hacer el cat eye, porque solo presionamos por el lado ancho desde afuera hacia adentro y luego cambiamos de dirección el plumón y terminamos con la parte delgada. No sé si se entendió. 
Abajito una prueba para que comparen la pigmentación y la definición entre ambos delineadores. El de arriba es el Essence y el de abajo es Ésika.



En cuanto a su duración, el Ésika dura todo el día. Como es a prueba de agua, no hay problema con nada, la humedad no lo corre ni una anda como panda en poco rato. El Essence si no lo tocamos, tiene buena duración. Si lo usan con primer, puede durar unas 6-7 horas. El Ésika yo lo he usado unas 10 horas, sin primer y permanece intacto!
Para retirarlos utilicé el agua micelar de Ésika que les mostré la otra vez. A una pasada de algodón el Essence se retira fácilmente. El Ésika permanece. 



¿Los valores? El Ésika siempre lo compro en oferta, cuando viene alrededor de los $5.000 pesos chilenos. Lo que en relación precio-calidad-duración del producto, es óptimo, porque un delineador puede durarles entre 6 a 8 meses fácilmente. Este es el tercer tubito de producto que he comprado. El de Essence lo compré en oferta en el DBS a tan sólo $1.490 pesos chilenos y recién lleva como un par de semanas conmigo.

Para ustedes ¿el delineador también es sagrado? ¿Se maquillan todos los días? ¿Tienen algún delineador regalón? 

Saludos grandes y, como siempre, respondo todos sus comentarios!
Gracias por leerme y pasar por aquí! 
Besitos para todas!

miércoles, marzo 27

Viajes: Taltal

Esta es mi nueva sección, donde pienso poner lugares a los que he viajado o he ido. Es un poco atrasado, porque quería hacer este post mucho antes, pero por el tiempo que avanza rápido no había podido hacerlo. 
El lugar que les vengo a mostrar hoy es: Taltal. 
Taltal es una pequeña localidad a orillas del mar en la parte sur de la II Región de Antofagasta. Se puede llegar por vía terrestre o marítima, por el camino interior desde Antofagasta cruzando el desierto y luego por la costa, o bien, bajando desde la ruta 5 viniendo por el sur (no sé si se entendió). Como sea, queda muy alejado de cualquier ciudad al norte o al sur. Por lo que nos demoramos casi unas 3 horas y media ir por tierra desde Antofagasta a esta localidad.

Toda la ruta por el desierto es así
 
Conocí Taltal este verano y quedé enamoradísima del lugar, tiene tanto de verde, como de desierto, como de playa, como de mar, su gastronomía es de los dioses y sus habitantes un amor. Es un lugar muy pequeño, se extiende unas 8 o 10 cuadras como máximo, de norte a sur, y unas 5 ó 6 de mar a cerro. El único pero, es que es la tierra del "no hay". Como es un lugar tan alejado los camiones van una vez por semana, quizás dos. Y si las cosas se acaban, no hay no más y hay que pedir lo que sigue en la lista.  Por lo mismo, los precios son un poco elevados, tanto en los restoranes como en la vida en general (un kilo de duraznos costaba $2000 pesos chilenos cuando estuve allá).

Calle principal en Taltal

La plaza con la pileta (que a esa hora no estaba funcionando)
El orfeón de la plaza
 
Lo que sí hay en abundancia es marisco y pescados. Así que si son fanáticas de estos productos marinos, Taltal es vuestro lugar. Es la tierra del congrio más rico de Chile (o eso dice su gente). De hecho todo es ambientado con los congrios y en las calles los basureros tienen forma de esta anguila, hay un monumento al congrio y todos los restoranes ofrecen congrio en su menú. Desde preparaciones clásicas como congrio frito que pueden comer en cualquier restorán como El Ancla (donde fuimos nosotros), hasta otras invenciones extrañas, como las que sirven en el Corwatt (otro restorán del lugar) en que ponen el congrio completo en un plato gigante adornado con papas fritas y verduras. Realmente no comprendo cómo fríen un congrio entero. 

Monumento al congrio

Realmente no se nota la dimensión del plato, debí poner una moneda de $100 al lado! Este plato es del restorán Las Anclas, es congrio frito con papitas mayo y tomate.

 Uno de los manjares que tuve el placer de probar, también en el Corwatt fue la trilogía de cebiche, plato estrella de la casa, el que por ocasión especial fue preparado generosamente. Nos sirvieron un cebiche de salmón con pulpo. Otro de pulpo, camarones y locos. Y un tercer cebiche de cabritilla, pulpo y camarones. Creo que si en el cielo se come, esta es la comida que deben servir ahí. 
La gente es muy cariñosa y todas las cosas las hacen con dedicación, desde ir a saludar a cada mesa los dueños de los locales, hasta traerte un plato más grande sólo porque tu cuñado dice que no eres de la zona nortina. jajjaa. 

Trilogía de Cebille en el Corwatt

 Nos quedamos en un hotel muy bonito, se llama Mi Tampi (pueden hacer clic en su nombre para ver su página web) que en quechua significa nuestro tiempo, según nos contó la dueña del hotel (ven que la gente es amorosa). Tenía un patio interior muy bonito, adornado con cáctus y unas mesitas. Todo decorado muy nortinamente. Las mucamas del hotel también eran muy amorosas y preguntaban en todo momento si necesitabas algo. El desayuno era muy rico, con muchas cosas para comer en un bonito comedor.

Patio interior de Mi Tampi

Otra de las cosas bonitas que tiene Taltal, es que a las afueras de la localidad, hay una especie de bosque de cáctus (donde me tomé la fotografía que tengo arribita en el perfil), había abundancia de copiapoas, que son esos cáctus gigantes que parecen asientitos. Están protegidos por la Conaf, porque son una flora autóctona de nuestro país. No existe en ningún otro lugar del mundo ¡Qué bonito! Disfruté mucho ir al bosque. Había otras especies de cáctus, más grandes. No eran San Pedro, nunca pude saber de qué tipo eran.
De las cosas que llamaron mi atención profundamente, estuvo el hecho de que hubiesen cáctus "quemados" por el sol. Pero cuando digo quemados, me refiero a cáctus hechos ceniza. Primero pensé que los habían quemado a propósito, pero luego me di cuenta que muchos cáctus en la parte en que llega más el sol, estaban empezando a carbonizarse y a hacerse cenizas. Así igualitas a las de la parrilla después de un asado: blancas y grises. Lo que aprendí con esto, es que si el sol puede carbonizar a ese extremo las plantas, uno debe cuidar mucho su piel. 

sintiéndome pequeña

Flor de la Copiapoa

Foto que usé para mi perfil. Me gusta, salgo contenta y con cáctus gigantes!

Así se ve el bosque

Y ahí estoy de nuevo con los cáctus más grandes

Parte de mi viaje vintage a Taltal jajaja.

Hay varias playas en Taltal, visitamos dos. Una que queda en un extremo y otra que queda a las afueras. 

Taltal desde el muelle

esa es "La Puntilla". El agua es clarita y no helada como en Viña

 Dentro del ámbito cultural, Taltal cuenta con un teatro, una biblioteca muy moderna y hermosa, actualmente su iglesia en la plaza principal está siendo restaurada y se volvió a pintar de los colores originales. Cuando yo fui, en la época de verano, todas las semanas llevaban artistas a la plaza principal, donde había un escenario armado afuera de la municipalidad. Este año se presentaron desde cantantes de Taltal hasta cantantes más conocidos como Los Jaivas y el Pollo Fuentes.  

Ahí se ve el escenario del verano y la Iglesia en restauración

 Taltal es muy lindo, tiene un gran atractivo. Quizás no es un lugar al que se piense como destino turístico, porque es muy poco conocido. De hecho, fue una casualidad que pudiese visitar este lugar, se juntaron varias cosas, pero quedé encantadísima. Lo único que quiero es volver a ir!  Estoy segura que cuando Neruda escribió su oda, estaba pensando en el congrio taltalino. 


Me gusta esa foto. Con mi pololo con varias horas de viaje en el cuerpo. Ven nuestras sonrisas? volvíamos de Taltal po!

En el auto
Posando ajaja
Contemplen la inmensidad de la Cordillera de la Costa!

Yo les recomiendo este lugar, si alguna vez andan por la II región, desvíense un poco de la ruta y bajen la cordillera de la costa, estoy segura que no se arrepentirán. Y si no me cree por mis palabras, revise las fotos nuevamente! Tiene desde paisajes hermosos hasta comida deliciosa, ¿qué más se le puede pedir a la vida?


¿Alguna había escuchado hablar de Taltal? ¿Lo conoce? ¿Han ido a lugares así de bonitos? 

Saludos y al fin me estoy poniendo al día, el magister me tiene sólo leyendo y yo que pensé que los primeros días eran sólo para ir a conocer a los compañeros nuevos! ajajaja. 

Besitos y como siempre, respondí todos sus comentarios en entradas anteriores! =)





miércoles, marzo 20

En mi vida: Para unas uñas lindas

Hola chicas! el otro día les contaba de mi agobio sobre el trabajo (y eso que recién llevo dos semanas), debo decir que fue un acierto comenzar a adelantar trabajo, porque el Magíster ya me tiene ocupada (lo que amo profundamente). 
El día lunes fue mi primer día de Magíster (estudio un Magíster en Historia en la PUCV), conocí compañeritos nuevos de las más variadas edades y hay algunos que tienen una ocupación y/o profesión distinta de profesores y licenciados en historia. Lo que me gusta mucho, porque diversifica las opiniones y nos ayuda a conocer distintas perspectivas sobre un mismo tema. Lo valoro mucho.
Me gustaron mis clases, los profesores ya los conocía, porque estudié ahí mismo mi pre-grado. Así que bien con eso. 
Yo pensaba que como eran las primeras clases esta semana aún estaría un poco relajada ¡Qué equivocada estaba! ya estoy leyendo y haciendo mini-papers para la próxima semana. Por tedioso que suene, lo disfruto mucho. Me gusta aprender y amo lo que hago. 

Pero como no todo es estudio y trabajo en la vida, hoy tuve un día entretenido. 
Fuimos a Santiago con mi pololo. Nos fuimos bien temprano para ir a hacer un par de trámites a la universidad donde estudia su magíster y luego nos dimos la tarde libre para ir a pasear. 
Comí un rico lomito italiano en la Fuente Alemana, que es como la tradición que tenemos de los almuerzos en Santiago. En Viña del Mar no hay NADA que se le parezca. Absolutamente nada. Hay intentos eso sí, como la Fuente Bávara, el Lomito Alemán (que fue la base de la pirámide alimenticia en nuestros tiempos universitarios), entre otros locales que podrían ser parecidos. Pero nunca se asemeja el sabor de la comida de Viña a la de Santiago. Bueno, no sé si en Santiago exista tampoco otro lugar como la Fuente Alemana, creo que el sabor, la atención personalizada de las señoras amorosas y ver cómo preparan tu comida es un modelo que no se replica en otro lado. 
Luego de comer, fuimos al Portal Lyon y a otros lugares a comprar unos encarguitos y luego de eso fuimos al Costanera Center que no conocía. 
Debo decir que no alcancé a caminarlo todo, pero vi lo esencial. No compré ropa, porque todo lo que había se parecía a lo que puedo encontrar en Viña (Benetton, Topshop -en su corner en Paris-, Foster, entre muchas otras marcas). Sin embargo me fijé que las colecciones de las multitiendas allá son expuestas en su totalidad y super organizadamente. Algo que acá no tenemos. 
Terminé en el DBS Beauty Store donde compré estas cositas:



Compré ese color Velvet Bow de China Glaze. Hace tiempo que quería un color rojo muy muy oscuro y este cumple perfecto con lo que quería. Así que quedé bien contenta.
También compré un removedor de esmaltes y un lápiz de ojos que promete hacer del delineado una tarea sencilla.

Así que eso, andaba un poco desaparecida, pero voy a volver con pequeñas cositas. Tengo algunos post semi-terminados, así que iré con eso tan pronto como me sea posible.

¿A todas las engañó su pensamiento como a mí y ahora tienen trabajo que no esperaban tener?

Saludos a todas y como siempre, agradezco el tiempo que se dan para visitar este sitio y comentar súper amorosa y dedicadamente, en serio. Gracias también por los ánimos entregados en el post anterior. Un gran abrazo a todas. 



domingo, marzo 17

En mi vida: mucha pega

Esta semana estuve poco actualizadora, poco comentadora en blogs amigos y poco respondedora de sus comentarios, lo siento. Me pondré al día, lo prometo. 
Tuve mucho trabajo estos últimos días, así que esta semana fue más bien de estar sentada trabajando. No salí el fin de semana.jajaja, super triste. jjjaja. No, no lo siento en verdad, porque quería darme mi último tiempo de descanso por todo lo que viene. Estuve adelantando materiales para el colegio y creo que eso.
Lo emocionante, es que mañana empiezo el magíster. Es con los mismos profesores que tuve el pregrado, así que no me siento como asustada, porque conozco la forma de trabajo. Sin embargo tengo un poco de nervios, por lo que implica empezar a estudiar otra vez.
Les dejo una foto de lo que hago en este momento (entre ir coordinando las fechas de estudio y trabajo, porque ya me enviaron los programas del Magíster), pintarme las uñas, terminar mi tarea del alemán, con el diccionario obsequiado por mi pololín, escribir la contraportada de mis cuadernos (ajaja) y mirar twitter.
Este es un post bien breve en verdad. 

Creo que la luz no me acompañó mucho con la foto =(

Le agradezco a todas sus bonitos comentarios sobre mi Rigo, ahora se siente el más popular y les manda un beso a todas (jaja, eso lo inventé yo). 
Besitos para todas y me pondré al día con ustedes! :D


miércoles, marzo 13

En mi vida: Rigo -editado-

Él es el Rigo. Hoy está de cumpleaños. Hace un añito llegó a la casa, el día de San Rodrigo, por eso se llama Rigo. Técnicamente es la mascota de mi hermano, pero al final es la mascota de todos acá en el hogar. 
Es un Erizo Africano. No, no es de la familia de los roedores así que no le diga ratón o laucha, porque me pongo sensible! Es de la familia de los erizos, es como el pariente chico del Puercoespín. 



Cuando llegó a la casa era muy pequeñito, todo le daba susto y se hacía bolita súper seguido. Ahora, que está más grande, se hace bolita cuando escucha gente que no conoce. 





Le gusta bañarse y para secarse tiene su propia toallita de ericito. 


Cuando lo bañamos para su limpieza e higiene personal (jjaja), lo secamos con mucho cuidado. Y él siempre se sacude como un perrito. 





Le gusta comer bichitos y es como un manjar de los dioses cuando encuentra uno. Le gustan los escarabajos y los chanchitos de tierra. Sale poco a caminar, le gusta más estar encerrado y oscuro. Estas fotos son de la semana que estuvimos en Olmué. Pasaba echadito en la mitad de su jaula o lo dejábamos recorrer el jardín, pero siempre volvía debajo del montoncito de hojas que le hicimos. 
Le gustan los lugares muy oscuros, casi siempre sale en la noche a jugar, en el día no hace mucho. También come en la noche. Además de los bichitos le gusta el huevo (revuelto, no duro), el plátano, el choclo, el pollo y el Cat Chow. Cuando se porta bien le compro un sobre de Whiskas gatitos de ese mojadito, de sabor de pollo.
No puede comer pan o masitas, porque se deshidrata y se muere. 
En general no es muy cariñoso, pero uno sabe que está contento cuando hace un sonido como de pollito, así "pipipi" y eso pasa cuando encuentra un lugar bien lejano debajo del plumón de la cama, o cuando recorre un lugar nuevo. 
También se pone contento cuando llegan mis papás y se va a su segundo piso de su jaula y se pone al lado de los platos. Ya cachó que es la técnica infalible para comer! 
Fue mi compañía durante todo el invierno que hice mi tesis. Lo dejaba caminar en mi cama, se metía entre las frazadas y ahí se quedaba. O se metía patudamente en mi cama y se ponía apegadito a mi pierna y dormía. 
Cuando duerme es gracioso, porque se estira completo y pone sus patitas estiradas. A veces duerme de lado. Eso es cuando se siente demasiado seguro. Cuando está alerta duerme hecho bolita. 
Cuando siente un olor nuevo se da muchas vueltas y chupa el lugar de donde viene el olor y hace una espuma y se la echa en el cuerpo. Aún no cachamos porqué hace eso. Pero siempre que un olor es desconocido lo hace. Cuando era pequeño lo hacía más. Ahora no tanto.
Cuando se siente desconfiado pincha, cuando lo molestan también pincha, cuando no conoce a alguien pincha. Es bien choro. 

Es demasiado tierno y yo lo amo. Quizás no es tan expresivo como un perrito, o tan divertido como un hámster o un gato, pero es nuestro Rigo y lo amamos. Hoy está de cumpleaños y quería que lo conocieran. Un Rigo tan bonito como él, merece ser conocido por el mundo! ¿o no?

¿Tienen mascotas? ¿Aman a mi Rigo como yo? ¿cierto que es la cosa más linda del mundo? 

Saludos a todas toditas! gracias por sus comentarios!

Edición:
Agrego la última foto cumpleañera de nuestro Rigo:

 
Bonito! te amamos!



martes, marzo 12

Yo lo usé: Tratamiento 3 Minutos de Rescate Pantene Pro-V

Hoy tengo la primera ayudantía del año, todo listo ya para eso. Me entretiene ser ayudante, aunque paguen casi nada por tanto trabajo. Los días han estado bien extraño en Viña/Valparaíso, así que hasta antes de salir no voy a poder decidir bien qué cosa ponerme. Hay vaguada costera todos los días (mucha neblina mojadora) y después sale el sol, pero a veces no abriga el sol. Entonces ahí hay que estar atento! jajjaa
Pero hoy mi entrada no es sobre el clima, sino sobre un producto para nuestro pelito...que ya se está haciendo famoso:
Ya muchas han podido ver el comercial de la ampolla que promete reparar nuestro pelito en 3 minutos, reduciendo el daño del pelo de tres meses y dejándolo suave y sedoso otra vez. 
Esta ampollita no la compré, me la regalaron en el mall la semana pasada, unas chicas de Pantene que tenían su carrito de Pantene y todo. Sin embargo para las que se preguntan por su valor, este ronda los $1500  pesos chilenos en cualquier farmacia o Pre-Unic amigo. También viene en packs de a 3 ampollitas y su valor aproximado es de $2500 pesos chilenos. La presentación de cada tubito de producto es de 15 ml


Según el cartoncito que viene detrás, este súper tratamiento ayuda a recuperar el daño en la suavidad medido en laboratorio (cito a un amigo: "¿cuál será la unidad de medida de suavidad del pelo?" siempre siento que es una mentirijilla de aquellas...), pero bueno, el Tratamiento 3 Minutos de Rescate Pantene Pro-V nos promete eso. Este producto para mí era un desafío, porque nunca en la vida me había teñido el pelo y sucumbí a la tentación del ombré hair, mechas californianas, pelo en degradé, o como quieran llamarle, hace dos meses. Así que tengo dos suavidades en mi pelo, la del cabello al natural, jamás teñido y la de las puntas de mi pelo ahora teñidas y maltratadas con el bleach y el color. Por lo que un tratamiento así era lo que "necesitaba" para que mi pelo tuviera "suavidad pareja" desde la raíz a la punta! (jjajaja)
El envase no dice nada más. Así que antes de la ducha decidí darle un poco de animosidad a mi pelo y ocupé el tratamiento. Seguí las instrucciones: abrir el envase, aplicar en el cabello desde la mitad hacia las puntas.



Mi impresión: El olor del producto es el mismo del acondicionador Pantene. Cabe mencionar que no ocupo nada de la línea Pantene porque sus productos me dejan el pelo muy pesado y a veces aparece caspa (igual que con los shampoos oil-repair de Garnier), pero conozco el olor del acondiconador. Esperaba encontrarme con algún sérum o aceite de reparación, sin embargo al abrir la ampollita y empezar a sacar el producto, tiene la misma consistencia y textura de un acondicionador. Es blanco y pastoso. 
Lo apliqué obedientemente en mi pelo, sobre todo en las puntas. Tengo el pelo corto o no tan largo, así que no ocupé toda la famosa ampollita. Lo dejé actuar durante 5 minutos, creo, mientras buscaba mis toallas para bañarme. 
Enjuagué mi pelo en la ducha, y mientras hacía esto notaba que se volvía considerablemente más suave. Apliqué shampoo (champú), y enjuagué nuevamente. Sigo ocupando el acondicionador Clima Resist de Tres Emmé, así que también lo apliqué como de costumbre y enjuagué. 
Al momento del secado (me lo seco con secador de pelo), claramente fue más fácil desenredarlo y quedó mucho más suave que antes de la aplicación. Por lo que hasta acá Pantene cumple con su promesa de reparación, porque realmente le devolvió la suavidad a las puntitas de mi pelo. Sin embargo, al otro día, lo lavé y ya no me quedó así. Pasaron más días (unos 4) y mi pelo es igual a como estaba antes del tratamiento. Ayer hice el experimento de aplicar acondicionador en las puntas + shampoo + acondicionador y es lo mismo que aplicarse el famoso tratamiento. Queda igual de suave y el tiempo de duración es el mismo.
Así que no lo compraré nunca en la vida, porque no ayuda en nada. Sólo deja la sensación momentánea de suavidad, pero luego se va con el lavado. El famoso tratamiento no ayuda a reparar el pelo, ni lo mantiene, ni nada. Menos lo deja más brillante. Ahora tengo el pelo igual que antes. 
Creo que por su valor, compraré otra botella de acondicionador para aplicarlo antes del shampoo y diariamente, es mucho mejor que comprarse el tratamiendo y aplicarlo solo un día. 

En resumen, el Tratamiento 3 minutos de Rescate Pantene Pro-V es un verdadero fracaso. Yo no lo recomiendo para nada.
¿Han tenido decepciones así con productos? ¿Probaron este tratamiento? ¿Tuvieron mejores resultados que yo? 

Saludos a todas y como siempre, gracias por sus saludos y por sus comentarios. 


lunes, marzo 11

En mi vida: la semana de volver a la rutina!

Esta semana volví a la rutina del año casi completamente! Pero ya se terminaron las vacaciones de seguro.
Tuve una semana un poco muy llena de cosas. Pero muchas cosas buenas. Así que les hice un resumen en fotos:

Mis Peta Zeta que me regaló mi pololo, para planificar. Estaba terminando de hacer el powerpoint para presentarle a los niños las unidades del año. 




La ida a pololear al Muelle Barón. Con esto de que estén saliendo hasta los comerciales del Mall Plaza Barón en la tele, uno ya no saben cuándo lo van a cerrar. Así que hay que aprovechar de visitar el lugar mientras está disponible para la humanidad.


Ocupando el trolley de Valparaíso. Para distancias cortas, siempre es mejor usar el trolley, así nos aseguramos que este medio de transporte siga funcionando! Se demoró harto en pasar, yo creo que estuvimos como 20 minutos esperando. Pero siempre vale la pena, el viaje es demasiado porteño, obvio. 


 Muerta de la risa...después de comer. Guatita llena, corazón contento dicen por ahí...

 
Lo que quedó de nuestra comida ultra archi-romántica en el Mastodonte. Si quieren una chorrillana de verdad, no le hagan caso a la tele, no vayan al J.Cruz, el Mastodonde es más rico que allá. En serio. Además las mesas no tienen el olor a estropajo sucio (pañito cochino) que tienen en el J. Cruz y los caballeros que atienden son mil amorosos.


Una patita de cueca en la plaza cívica.



La polera de Slurm que me regaló mi pololo =) la compró en ThinkGeek y me la trajo de regalo. Es re-entrete la página, hay miles de cosas entretenidas de televisión (no sólo de Futurama como mi estilosa polera jajaja), sino también películas, juegos, entre otros. Cuando hizo la compra, también encargó dos difusores de té de la Estrella de la Muerte de Star Wars. Jojo, para tomar una once del lado Oscuro de la Fuerza.


Día de playa en Reñaca. Fuimos a pasear con mis papás y mi pololo, el día estaba rico, pero a esa hora ya empezaba a hacer un poco de viento.

Así que como ven, la vida con amor, es más sabrosa... ¿o esa era la vida en el mar?
Así concluyeron para siempre mis vacaciones de este año, con clases en el colegio entremedio, ir a reuniones y demases, pero igual siempre hay tiempo para hacer cosas diferentes, o al menos por ahora hay tiempo, más entrado en el año ya se nos hace un poco difícil a todos concordar horarios. 

¿Terminaron sus vacaciones también? ¿Salieron este fin de semana hacer cosas diferentes? ¿La rutina durante el año también les consume el espíritu?

Saludos a todas y, como siempre, estoy contestando sus comentarios lindos! :D 
Besitos y gracias por pasar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...