domingo, junio 16

En mi vida: Algunas razones por las que amo a mi papá

En el día del Papá, en "mi nombre es Carolina", nos ponemos paponas, (bueno, me pongo, porque soy yo no más) Porque mi papá es el mejor del mundo, porque lo amo hasta el infinito y más allá, solamente porque es mi papá. Yo creo que lo amé desde el primer momento en que lo vi y mi vida, gracias a él, ha sido una vida bonita.
Amo a mi papá por muchas razones: Él fue el que me enseñó a caminar y a leer cuando era muy chiquitita, en kinder le leía cuentos a mis compañeritos.
Por el trabajo de mi papá, pude conocer muchos lugares de mi país, viví en el sur en una islita muy pequeña, con pocos habitantes y sin agua potable y sin luz eléctrica, pero mi papá arregló una casa y teníamos de todo. Como no había televisión (sólo llegaba tvn) mi papá fue a Aysén y nos compró un VHS y muchas películas. Amo la Bella y la Bestia, que fue la primera película que me compraron.
Cuando era chica, me hizo una cama. Sí, me la hizo. Como vivíamos en el sur, fue a cortar un árbol y me hizo una cama super linda.
Amo a mi papá, porque pedía permiso en el trabajo para irme a ver a los actos aburridos del colegio, y siempre se las arreglaba para estar con nosotros.
Amo a mi papá, porque nos llevaba al cerro a cazar lagartijas, nos enseñó que el litre era malo, y nos colgaba cuerdas en los árboles para columpiarnos.
Amo a mi papá porque su trabajo era sacrificado, tenía que pasar largas temporadas fuera de la casa, pero hacía buenas cosas. Él llevaba las cosas a la Antártica, para que la gente de allá tenga provisiones.
Amo a mi papá porque siempre se llevaba un peluche mío, mi Canito, y lo andaba trayendo por todas partes para sentirnos siempre con él.
Amo a mi papá porque es el más piropero, entre otras cosas me eligió mi vestido de graduación, le gusta cuando ando con tacos y siempre que me compro ropa (hasta el día de hoy), se la modelo para que me de su opinión.
Amo a mi papá, porque todos los días cuando salgo de la casa, me dice que me veo bonita "oye, que guapa de te ves, ya que te vaya bien" y yo salgo super feliz al mundo.
Amo a mi papá, porque durante todos mis años de universidad se levantaba tarde a prepararme café, a traerme un pancito o a preguntarme si necesitaba algo, aun cuando tuviera que levantarse muy temprano al otro día para ir a su trabajo.
Amo a mi papá, porque hasta el día de hoy me va a buscar en la noche (aunque sean las 4 am.) a cualquier lugar del mundo, para que no me pase nada.
Amo a mi papá, porque siempre me apoya en todo, me dice cuando está orgulloso de mí, me da ideas en mis proyectos y me felicita por todo lo que hago.
Amo a mi papá porque aún los fines de semana me prepara desayuno y me lo trae a la cama, cuando le digo que no se preocupe me dice "pero si ya te lo estoy haciendo!" y me trae mi bandejita con servilleta doblada.
Amo a mi papá porque arregla todas las cosas, cuando ve que algo no funciona en mi pieza o mis cierres de la ropa, él los repara. A veces me arregla cosas sin que yo me de cuenta hasta cuando las voy a utilizar.
Amo a mi papá porque me acompaña a ver obras de teatro, las comentamos y tenemos momentos solo para los dos, igual que cuando era niña e íbamos juntos al cine.
Amo a mi papá porque es el más bailarín, es la mejor pareja de baile en todas las fiestas.
También lo amo porque cocina rico, porque cocina frituras y si el plato pudiera freirlo, también lo haría.
Amo a mi papá porque cada vez que uno le regala algo, siempre es justo lo que él quería.
Amo a mi papá porque siempre tiene tiempo para nosotros, para compartir y para salir.
Amo a mi papá, también, porque siempre me elige perfumes ricos (jaja), tiene un don para eso!
Amo a mi papá, porque es un buen papá, siempre se ha preocupado por nosotros, nos ama, nos cuida y somos su orgullo con todas nuestras cosas.
Amo a mi papi y estoy orgullosa de él siempre siempre.
Amo a mi papi, porque siempre regaloneamos, antes (cuando hacía menos cosas que ahora), me iba en la tarde a su cama, me echaba con él, veíamos tele y nos quedábamos dormidos.
Amo a mi papi y aprovecho mucho mi vida con él. Mi papá es realmente incondicional.
¡Cómo no amarlo!

Y estas son sólo algunas de las razones... Agradezco a la vida haberme dado un papá, un papá bueno y cariñoso.

Foto de hace mucho mucho tiempo.

Saludaron a sus papás? Sus papás también son los mejores papás del mundo?

Saludos a todas!

sábado, junio 8

Me gusta: Bloggeras de "talla grande"

El otro día leía en un blog sobre el tema del peso, y cómo las chiquillas en los comentarios se trataban entre ellas de "gordas", "flacas", "sin salud", "enfermas" y cómo muchas asocian el estar delgadas con la "buena salud".
En mi caso en particular...sí, porque siempre les hablo de mí... en el colegio era "normal", practicaba deporte, hacía gimnasia artística, por lo que tenía necesariamente que estar "atlética", sin embargo mi gran culo y mis piernas estilo jamoncitos, no me las quita ni la mayor gota de sudor. Es mi contextura.
En la Universidad, pasé por un periodo de mucho estrés, y llegué a pesar como 46 kilos (que mi mamá no sepa!) ajaja porque estaba muy demasiado estresada, tuve que ir al médico, tomar pastillas para despertar, para dormir, para relajarme, para estar bien, vitaminas y, como me dijo mi médico: "aprender a comer". Es que según yo comía demasiado y super chiquiguagüi: desayuno 1: té con pan: desayuno 2: negrita, chocman, superocho, pan, yogurt o lo que encontrara. Almuerzo: completo, ave palta, pan con hambruguesa, etc. (no de buena pa' la chatarra, sino porque los horarios me obligaban a comer así. ej. salía a las 13.20 de la Casa Central de la PUCV en Valparaíso y tenía que llegar a Sausalito para entrar a clases a las 14.00 hrs. Así no hay quién coma bien).Después tomaba once y luego cenaba. A veces en las noches de estudio me tomaba un litro de leche! Entonces, según yo, comía demasiado y estaba hiper mega archi flaca, pero flaca huesuda.
Después de eso, empecé el periodo de tesis y ahora soy una mujer que trabaja y estudia y soy "normal", la talla S me queda normal y no me queda suelta como antes. Mis pantalones volvieron a ser talla 38-40 (tengo un gran culo) y mis piernecitas de jamoncito, otra vez son normales. Mi salud ahora es normal, aunque me veo más rellenita que antes (incluso una vez una galla en la U me dijo: ooh que estai gorda! desubicá igual).
Debo admitir que me costó aceptar mi nuevo cuerpo de más normal, de no flaca y, obvio, de casi tener 25. Más aún viendo que la ropa XS no me entraba y que mis pantalones me ahogaban un poco. Además gente, como la galla de arriba, me decían que estaba más gorda, entonces lapregunta fue ¿Qué tan gorda estoy como para que la gente haga ese juicio? ¿Más gorda que antes? ¿O Gorda gorda?
 La calma llegó cuando me dijo mi pololo "usted ya no es una quinceañera, tienes que amarte así como eres, porque así eres y estás sana y bien". Sabias palabras. Tenía razón. No uso talla XXXXXXXL, ni estoy enferma, tengo buena salud, no me enfermo y como de todo equilibradamente. Eso está bien.

Ahora bien, todo esto va a que mucha gente se asombra por la gordura de otros, sin embargo no saben que por más intentos que hagan los otros, la contextura o la herencia (como mi gran culo), es así. Muchas niñas se esfuerzan por alcanzar el "peso ideal", por esas tablas de IMC y demases que ya todo el mundo ha dicho que no son un buen indicativo.
La tele, las revistas e ir a darse una vuelta al mall, tampoco ayuda mucho, el estereotipo es que si eres flaca eres linda y lo tienes todo. Ejemplos de esto son el comercial de "adelgazul cereal" que tiene a una Bascuñán comiendo cereal todo el comercial, mientras atrás hay un mino musculoso en un departamento infinito. Me carga ese comercial.
Sin embargo, sépalo mundo, que aunque una se vea rellenita, no significa que esté "gorda" o "enferma", asi es la contextura de una, a no ser que esté obesa mórbida, porque eso es una enfermadad. Para las que estamos en el medio, que no somos ni fu ni fa, ni lo uno ni lo otro, deberíamos considerarnos normales.
Ya les dije que en mi periodo de mayor flaquitud estaba enferma. Ahora soy más "gordita", pero sana y ni siquiera estoy gorda, sino que mi gordura es sólo en relación a las mujeres que aparecen en catálogos de ropa, en la tele y que son modelos o actrices top.
A qué va toda mi divagación! ajaja,  a que me encanta que en el mundo existan mujeres más gorditas, que le gritan al mundo que ser gorda no es sinónimo de ser fea o de ser poco exitosa o de estar enferma y que una mujer más rellena es igualmente sexy y encantadora. Que belleza no tiene que ver con la talla. Demás está decir que son LO fashion en el mundo y, bueno, el intelecto se cultiva, así que eso da para otro post (muy distinto a este).

Entre mis bloggeras más favoritas que rompen estereotipos se encuentran 3: GabiFresh, Jay Miranda y Stéphani Zwicky.Comenzaré mi descripción de la menos a la más favoritas de mis más favoritas que son ellas tres.

Jay Miranda de su blog homónimo
Esta bloggera es de Los Ángeles en California. En su web nos muestra moda y además parte de su vida. El año pasado fue mamá, por lo que con el trabajo y la dedicación a su bebé no ha subido tantos posts últimamente. (Sólo por eso tiene el 3er lugar de mi ránkin).
Dejo un par de fotos de ella para que vean de lo que hablo!

Fotografía tomada del blog de Jay Miranda.

Fotografía tomada del blog de Jay Miranda


La segunda de mis bloggeras favoritas es Stéphanie Zwicky del blog Le Blog de Big Beauty. Ella es una francesa, demasiado mil top. Me gusta porque es muy elegante para presentar sus temas en su blog, a veces muestra sus sesiones de modelaje y sus nuevas adquisiciones. Actualiza muy muy seguido.
Lo que más me gusta de ella, es su habilidad de combinar accesorios con su vestuario. Me encantan los collares que usa! tiene miles muy lindos y sus zapatos, cualquiera los quisiera! ajaja.
Además es bloggera comprometida y contesta los comentarios.
Algunas de las imágenes de Stéphanie que podrán ver en su blog:

Fotografía tomada del blog de Stéphanie Zwicky
Fotografía tomada del blog de Stéphanie Zwicky

Y, por último, Gabi de GabiFresh. Ella fue la primera bloggera de "talla grande" que conocí y en cuanto comencé a revisar su blog, lo amé. Me encantó por su frescura, por su simpatía en cada foto, por su tremenda sonrisa alegre y por ser demasiado regia! Es que se pasó! Cuando yo la conocí supe que ser sexy no tiene nada, pero absolutamente nada que ver con la talla.
Me gusta cómo transmite sus mensajes y cómo se ha convertido en el referente para muchas mujeres que se sienten "gordas" o que por varias razones no pueden bajar de peso o bien, esa es su contextura. Yo creo que el hecho de convertirse en referente es que no oculta su "gordura" como lo hacen muchas que usan ropa más holgada para disimular sus rollitos, por ejemplo, sino que, muy por el contrario, muestra de qué forma una puede verse bien con el cuerpo que tenga. Por ejemplo, impulsó una línea de trajes de baño de dos piezas que amorosamente bautizó como "fatkinis". Eso es lo que hace que la ponga por encima de todas! y sea mi bloggera de talla grande favorita!
Y ahora (muchas) fotos para graficar lo que les digo:

Fotografía tomada del blog de Gabi

Fotografía tomada del blog de Gabi
Fotografía tomada del blog de Gabi
Fotografía tomada del blog de Gabi
Fotografía tomada del blog de Gabi

Un poco largo el post (estaba en deuda)

¿Les gustó mi selección de bloggeras? ¿Conocían a bloggeras de talla grande? ¿Tienes problemas con su peso?

Saludos a todas! estaré contestando los comentarios del post anterior durante mañana (ahora debo dormir!)

Besitos!!!

*Todas las fotografías pertenecen a sus respectivas dueñas, las que han sido mencionadas en este post.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...